• Fuerza para vencerFuerza para vencer
    Cuando Marie se enteró de que su hijo era adicto a medicamentos recetados, no sabía a quién acudir o de qué manera ayudarlo. Halló la fuerza del apoyo de otras personas que también luchan con un ser querido adicto al asistir a las reuniones del Programa para la recuperación de adicciones y finalmente pudo ayudar a su hijo a sanar.

  • Mover montañasMover montañas
    Leah pensó que su matrimonio había terminado cuando descubrió la adicción de su esposo a la pornografía, pero el Señor la ayudó a entender que no estaba sola. Él la ayudaría a mover montañas si estaba dispuesta a esforzarse, paso a paso.

  • Encontrar la felicidad realEncontrar la felicidad real
    Bryce sabía que necesitaba ayuda con su adicción a la pornografía, pero se sentía atrapado y parecía que no podía dejarla. Al darse cuenta de que no podría ser feliz hasta verse libre de su adicción, Bryce dio los pasos para encontrar la felicidad real.

  • Cómo llenar el corazónCómo llenar el corazón
    Charlotte pensaba que el Programa para la recuperación de adicciones no era para ella, pero su adicción a la comida la hacía infeliz y ella supo que debía buscar ayuda.

  • Ven a MíVen a Mí
    Skyler pensó que nunca podría escapar de la oscuridad en la que él había envuelto su vida. La paciencia y la oración que inspiraron a su padre le permitieron hallar esperanza.

  • Haciéndome más fuerteHaciéndome más fuerte
    En su adolescencia, Betsy tuvo dificultades para establecer relaciones apropiadas. Al desear más de la vida, ella conoció el auténtico amor de Cristo y cómo establecer relaciones significativas.

  • Los milagros pueden sucederLos milagros pueden suceder
    Luego del nacimiento de su tercer hijo, Jan trató de continuar con su trastorno alimentario en secreto, haciendo con ello que su familia quedara a un lado. Las Escrituras le ayudaron a recordar a dónde acudir para recibir ayuda.

  • Creada a Su imagenCreada a Su imagen
    La adicción sexual interfería en la vida de Sidreis en muchísimas maneras, pero ella temía mucho asistir a una reunión del PRA. Con el apoyo de su obispo, Sidreis llegó a darse cuenta de que no tenía por qué luchar sola.

  • Me salvaron la vidaMe salvaron la vida
    William cayó en las drogas, el alcohol y otras conductas adictivas a muy temprana edad, y casi perdió la vida. Mas al recuperar su fe en un amoroso Padre Celestial, William halló gozo en la vida.